Inicio » Noticias » Nacional » Stop Desahucios Granada impide que BMN embargue y consigue reestructuración a la baja

Stop Desahucios Granada impide que BMN embargue y consigue reestructuración a la baja

Publicado en: Nacional, Noticias | 0

Stop Desahucios Granada impide que BMN embargue una vivienda en Huétor Vega y reestructura a la baja la deuda de la familia afectada.

  • Lucia Torices y sus hermanos rebajan sus cuotas a la mitad y eliminan las cláusulas suelo de la hipoteca gracias a la acción del colectivo.

 

La acción de Stop Desahucios Granada evita el embargo de una vivienda en Huétor Vega y consigue un acuerdo muy favorable para Lucía Torices y sus hermanos, que tenían una deuda de algo más de 50.000 euros con Banca Mare Nostrum, avalada con la vivienda de sus padres.

lucia-torices-y-dos-hermanosLucía Torices y sus dos hermanos -Macarena y Humberto- tenían una deuda por diversos préstamos personales con la oficina de BMN de Huétor Vega. Todos trabajaban y hacían frente a sus pagos sin dificultad. Pero con la llegada de la crisis la situación económica empeoró, hasta que llegó un momento que no podían satisfacer las cuotas mensuales al banco. Con su corto sueldo, a Lucía le era imposible pagar la deuda de los tres hermanos.

Entonces llegaron a un acuerdo con BMN por el que englobaban la deuda, al mismo tiempo que hipotecaban la casa de sus padres. Pero el tiempo pasaba, no había trabajo y su situación económica no mejoraba; pronto percibieron que podían perder la casa hipotecada y que sus padres podían quedar en la calle por una deuda que no llegaba a los 55.000 euros.

En esta situación de angustia acudieron hace un año y medio a buscar asesoramiento y ayuda en la asamblea de Stop Desahucios Granada 15-M, en Alfacar. De inmediato los compañeros del colectivo se pusieron manos a la obra. Pronto se descubrió que el contrato con el banco contenía acuerdos abusivos a favor de BMN: el interés era excesivamente alto y existía una cláusula suelo al 5 %. Con el consejo de Stop Desahucios Granada dejaron de pagar al banco durante cuatro meses, hasta que las cláusulas abusivas se eliminaran.

Tras duras negociaciones con la entidad se llegó a un nuevo acuerdo por el que se reestructuraba la deuda, se suprimían las cláusulas abusivas y se bajaba en un punto el tipo de interés. También se ampliaba el plazo de amortización de la hipoteca de 25 a 35 años, con lo que las cuotas mensuales se han hecho mucho más llevaderas. Antes del acuerdo final Lucía y sus hermanos pagaban una cuota de 525 euros entre los tres y ahora pagan solo 291 euros.

Gracias a la acción y al apoyo incondicional de Stop Desahucios Granada a la familia Torices, ellos vuelven a respirar de nuevo, y en el horizonte se abre una nueva esperanza. “Para nuestra familia ha sido vital el apoyo que hemos recibido de Stop Desahucios Granada -dice Lucía-, y le estaremos eternamente agradecidos. Vamos a seguir asistiendo a sus asambleas y a los actos contra los bancos; y desde aquí pedimos a todos los afectados que, aunque se haya resuelto su caso, no se retiren, que no abandonen la lucha, que deben ser solidarios con sus compañeros, que en Stop Desahucios no cobran nada ni piden nada, pero que nobleza obliga y todos deberíamos aportar con mucha solidaridad y apoyo la tremenda ayuda que nos prestan desde la Plataforma”.

¡La lucha es el camino!

¡Porque sí se puede!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.